El porno también quiere su plan de rescate

La industria pornográfica llama a la puerta del dinero público y solicita 5.000 millones de dólares para salir de la crisis

Otra gigantesca industria norteamericana asoma la cabeza por la puerta que han dejado abierta las recientes ayudas públicas a sectores como el bancario, el inmobiliario o el automovilístico. Larry Flynt, el editor de Hustler, y Joe Francis, responsable de Girls Gone Wild, han pedido al Congreso estadounidense 5.000 millones de dólares (unos 3.700 millones de euros) para que saque a su industria de la crisis por la que atraviesa, según informa la cadena televisiva CNN.

"El porno ha sido afectado por la recesión como todo el mundo", han expresado Flynt y Francis, quienes aseguran que "el Gobierno debería apoyar activamente la supervivencia de la industria pornográfica y su crecimiento, tal y como siente la necesidad de apoyar a cualquier otra industria apreciada por la gente".

"Es hora de que el Congreso rejuvenezca el apetito sexual de América", afirman, pues "en medio de esta miseria económica y con la gente perdiendo todo ese dinero, el sexo es en la última cosa en la que se piensa, lo cual es muy poco saludable".

Pese a que durante 2008 las ventas de DVD para adultos cayeron un 22% en Estados Unidos, ambos han reconocido que el tráfico en internet sigue creciendo, con un total de 75 millones de estadounidenses al mes visitando sus webs.