Un niño de 6 años roba el coche a su madre y conduce 16 kilómetros para ir al colegio

Perdió el autobús escolar y no quería llegar tarde a clase. Robó el vehículo mientras su madre dormía. Aprendió a conducir gracias a videojuegos. Se estampó contra un poste de electricidad y salió ileso.

Un niño de seis años de EE UU robó el coche a su madre mientras dormía y condujo 16 kilómetros para no llegar tarde a clase. El pequeño, que había perdido el autobús escolar, no consiguió su objetivo porque un par de kilómetros antes del colegio sufrió un accidente del que salió ileso.

El suceso ocurrió el pasado lunes en una zona rural del municipio de Wicomico Church, en el estado de Virginia, según informó la Policía, que explicó que al parecer el niño había aprendido a conducir jugando a videojuegos de coches.

Los padres del niño' han sido arrestados por la Policía y serán juzgados por un delito de abandono de un menor. Al parecer, un tribunal ya había ordenado al padre que no dejara a sus hijos solos con su madre.

Exceso de velocidad

Todo empezó poco antes de las siete de la mañana, cuando el pequeño perdió el autobús y al ver que su padre se había ido a trabajar y que su madre estaba durmiendo decidió tomar prestado el coche, un Ford Taurus, para ir al colegio.

Tras cruzar dos intersecciones, atravesar un puente y recorrer varios kilómetros "a más de la velocidad permitida", algunos conductores llamaron a la Policía asegurando que habían visto un niño conduciendo un coche. Minutos después se estampó contra un poste de electricidad.