NASA capta la imagen de un agujero negro que arrasa una galaxia vecina



Los telescopios de la NASA han captado la imagen de un agujero negro en el centro de una galaxia golpeando otra vecina hasta el punto de desviarla y de disipar parte de su energía. Es la primera vez que se observa un fenómeno parecido, en el que un chorro de partículas de la galaxia principal embiste con gran violencia contra la secundaria, lo que provoca que se desvíe.

"Hemos visto muchos torrentes producidos por agujeros negros, pero esta es la primera vez que detectamos uno que golpea otra galaxia", indica Dan Evans, científico del Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian y autor principal del estudio publicado en la revista The Astrophysical Journal, en la página web de la agencia espacial.

La imagen es producto de la combinación de diferentes instantáneas captadas por los telescopios Chandra, Spitzer y Hubble de la NASA con distintas longitudes de onda. El conjunto del sistema, identificado como 3C321, contiene dos galaxias y los datos de rayos X proporcionados por el telescopio Chandra demuestran que ambas contienen sendos agujeros supermasivos de rápido crecimiento. El color púrpura se corresponde con la galaxia principal, mientras que el destello azul equivale a la galaxia secundaria, situada a unos 20.000 años luz de la primera, en el momento en que es desviada.

Las imágenes procedentes del Hubble (en naranja) muestran el destello producido por las estrellas contenidas en cada galaxia. Además de los telescopios de la NASA, se han empleado imágenes de los telescopios MERLIN, del Reino Unido, y del Very Large Array, en el estado de Nuevo México, que se observan en los puntos más brillantes de la fotografía.

Según la NASA, este fenómeno de gran “violencia galáctica” nunca antes visto producirá una gran radiación, que previsiblemente causará importantes daños en los planetas de la galaxia vecina próximos al torrente de partículas. Estos chorros que los agujeros negros expulsan desprenden una enorme cantidad de radiación, especialmente de rayos X y Gamma. El efecto combinado de esta radiación y de las partículas que se desplazan, a casi la velocidad de la luz, dañará previsiblemente las atmósferas de los planetas.

"En primer lugar, su enorme lluvia de rayos Gamma probablemente destruiría su capa de ozono", indicó Evans en una conferencia de prensa telefónica. "Hay centenares de millones de estrellas en su paso. Casi con seguridad algunas de ellas tienen planetas", indicó Martin Hardcastle, astrofísico de la Universidad de Hertforshire, en el Reino Unido.

El Hubble también ha registrado grandes niveles de calor y de gases a altas temperaturas en las cercanías de las dos galaxias, lo que indica que los agujeros negros de sus núcleos tuvieron un pasado violento. Otros datos que no aparecen en la imagen muestran que ambos sistemas orbitan en la dirección de las agujas del reloj, lo que significa que la galaxia secundaria ha comenzado a girar en función del chorro de partículas propulsadas. Según los astrónomos, no existe ningún peligro de que el fenómeno llegue a afectar a la Tierra pues está ocurriendo a una distancia de 1.400 millones de años luz.